martes, 1 de junio de 2010

Libro



Martínez Díez, A., Griego. Humanidades y Ciencias sociales
. Madrid, Ediciones Clásicas, 1993. 348 páginas. ISBN 84-7882-069-8.

El aprendizaje simultáneo de las estructuras morfosintáncticas (léxico incluido) y de los contenidos históricos y literarios es marcado como objetivo central del Griego en el nuevo bachillerato. Era, por lo demás, un desideratum en la reforma anterior, reglamentada en 1975.
Como quiera que el tiempo reservado a nuestra materia sigue siendo prácticamente el mismo, no parece oportuno cambiar drásticamente el alcance de los contenidos ofertados. Algo ha variado, sin embargo, radicalmente. El segundo curso de Griego no se perfila de momento como curso de orientación universitaria. En suma, la presencia del Griego en el bachillerato habrá de ser concebida más como un ciclo que como la suma de dos cursos sucesivos e inconexos.
El nuevo bachillerato insiste en el carácter eminentemente práctico e inductivo de la enseñanza-aprendizaje y coloca los procedimientos didácticos y las actitudes, valores y normas, aliado de los conceptos, hechos y principios. Estas tres realidades (conceptos, procedimientos, actitudes), aparentemente heterogéneas, siempre han estado presentes, aunque no hayan sido explicitadas como ahora se pretende, en la práctica docente de muchísimos profesores. A los profesores, pues, ofrecemos aquí y ahora este instrumento de trabajo que, a buen seguro, será utilizado en la forma más pertinente para lograr una enseñanza rica y variada.
Las actividades propuestas al término de cada unidad (junto con los textos para la traducción que cierran las actividades) no quieren ser más que sugerencias procedimentales. Y es evidente que la clave para conseguir actitudes positivas por parte de los alumnos radica fundamentalmente en el interés y entusiasmo que irradie el profesor ante todo tipo de contenidos.
Al hilo de las recomendaciones ministeriales ya publicadas en 1992 y 1993, la temática abarcada por las dos primeras partes de las veinte unidades de este libro coincide ampliamente con las orientaciones de programación previstas para el primer curso. Con los materiales aquí recogidos se podrá dar cima a los cuatro núcleos de contenidos aconsejados: La lengua griega, La interpretación de los textos, E11éxico griego y su evolución, Grecia y su legado.
Los tres primeros núcleos requieren un tratamiento cíclico complementario a lo largo de los dos cursos, aun cuando hay que tener en cuenta que no todos los alumnos van a elegir un segundo curso de Griego.
El núcleo titulado “Grecia y su legado” se presenta netamente diferenciado en cuanto al nivel de los contenidos recomendados en cada uno de los dos cursos. Mientras en el primer curso han de primar los aspectos más básicos y materiales de la civilización griega (ámbito geográfico, historia política e instituciones, mitología y arte), para un segundo curso se estimula el acercamiento genérico allegado literario de Grecia.
Pensamos que la tercera parte de cada unidad puede contribuir a facilitar el salto cualitativo hacia los contenidos previstos para el segundo curso. En todo caso, sería recomendable que algunas de las obras utilizadas modélicamente en esa tercera parte configurasen el programa de lecturas complementarias en traducción a lo largo de los dos cursos. Las modalidades de esa lectura pueden convertirse en motor que propicie el debate en el seno del aula.
Expresamos finalmente nuestro deseo de haber acertado en la presentación de este conjunto de materiales gracias a los que ya se han iniciado miles de alumnos en el mensaje más significativo de Occidente, el de los griegos. No en vano se justifica ahora la inclusión del estudio del Griego en el Bachillerato por constituir un modelo lingüístico único y un modelo cultural único.

Chiste griego


Sueño

Φροντίδες και σκοτούρες θα ’χεις αν στ’ όνειρό σου σε βασανίζει ζάλη. Αν στέκεσαι σε χείλος γκρεμού και σε πιάνει ζάλη, κάποιος κίνδυνος απειλεί τη ζωή σου.

Refrán

Γάιδαρο που δεν εμποδίζει, άφησέ τον κι ας γκαρίζει.