lunes, 31 de mayo de 2010

Libro



J. M. Vera Priego, Castoriadis (1922-1997)
, Mdrid, Ediciones del Orto, 2001. 96 páginas. [Biblioteca Filosófica nº 125]. ISBN 84-7923-277-3.

Comelius Castoriadis ha supuesto en el pensamiento contemporáneo una decidida y radical apuesta por proyecto de autonomía individual y social, así como una crítica implacable de los dogmas de la filosofía social y política. Sus originales aportaciones en torno a las significaciones imaginarias sociales, y su innovadora defensa de la creatividad humana, han acabado configurando una singular impugnación de algunas de las tradiciones del pensamiento heredado.
La obra de Castoriadis es de una ambición sorprendente, aristotélica, enciclopédica, cosmopolita. En ella confluyen aspectos filosóficos, psicoanalíticos, culturales, científicos, históricos y económicos en un intento de indagación ilimitada de enorme envergadura. Su ontología crítica, su filosofía de la acción, su visión psicoanalítica y social sobre la imaginación radical y concepción histórica del proyecto de autonomía se fusionan en una concepción coherente, con una perspectiva de globalidad totalmente alejada del pensamiento débil de la posmodemidad.
Su aventura intelectual resulta fascinante porque representa un genuino proceso de liberación mental, destrucción de mitos, de deconstrucción del pensamiento heredado y de reconstrucción y replanteamiento de las preguntas originarias de una acción y de pensar liberadores.

ÍNDICE
I. CUADRO CRONOLÓGICO
A) Datos bio-bibliográficos
B) Acontecimientos políticos y sociales
C) Acontecimientos culturales y filosóficos
II. EL PENSAMIENTO DE CORNELIUS CASTORIADlS
1. Un pensamiento disidente
2. Itinerario personal
2.1. Militancia política
2.2. El antiestalinismo radical de Castoriadis
2.3. Socialismo o barbarie
2.4. La institución imaginaria de la sociedad
2.5. Las encrucijadas del laberinto
3. La obra filosófica de Castoriadis
3.1. La crítica del marxismo
3.2. Ontología
3.3. La imaginación
3.4. La creación humana
3.5. Las significaciones imaginarias sociales
3.6. Heteronomía y autonomía
3.7. La perspectiva psicoanalítica de Castoriadis
4. La política de Castoriadis
4.1. El proyecto de autonomía
4.2. La paideia democrática
4.3. La democracia como régimen
4.4. Una ética de la mortalidad
4.5. El dominio del imaginario capitalista
4.6. El ascenso de la insignificancia
5. Una filosofía de la acción humana
III. SELECCIÓN DE TEXTOS
IV. BIBLIOGRAFÍA
1. Obras de Cornelius Castoriadis
1.1. Versiones originales
1.2. Traducciones al castellano
2. Estudios
3. Referencias en Internet

Chiste griego


Sueño

Αν ονειρευτείς σκαντζόχοιρο, προμηνύει δυσκολίες.

Refrán

Να είσαι κύριος και όχι σκλάβος των απολαύσεων.

domingo, 30 de mayo de 2010

Libro



Viperano, G.A., Carmina.
Ed., intr. trad. y notas de MªL. Picklesimer. Madrid, Ediciones Clásicas, 2001, 263 páginas. ISBN 84-7882-459-6.

El humanista Giovanni Antonio Viperano (Mesina 1535-Giovinazzo 1610) es un eterno olvidado en los manuales y estudios sobre escritores neolatinos. Los escasos autores que lo citan aluden generalmente a dos de sus tratados, el De Poetica y el De Scribenda Historia, pero el resto de su producción, ingente y variada, ha quedado olvidado. De su labor como poeta no se acuerda nadie, y no figura en las conocidas antologías de poesía neolatina, como la de Pierre Laurens o la de Fred J.Nichols.
Sin embargo, Viperano fue, como dice el Padre Springhetti, “uno dei pili dotti ed eleganti latinisti della seconda meta del secolo XVI”, y gozó de merecida notoriedad en la Europa de su tiempo. Si su obra es prácticamente desconocida, aún más lo es su vida: los pocos datos que recoge alguna enciclopedia proceden de la Bibliotheca Sicula de Mongitore, de principios del siglo XVIII, pero por lo general nuestro autor no aparece en los repertorios de escritores neolatinos.
Decía Mongitore que Viperano fue un hombre que se distinguió especialmente por su humildad. No tenemos razón alguna para negarlo. Pero también es verdad que en sus poemas se muestra convencido del poder inmortalizante de la poesía. Sirva esta primera traducción de sus Carmina para librar al poeta “de las aguas del olvido y de la horrible noche”.

ÍNDICE
PREFACIO
INTRODUCCIÓN
I. El autor
II. La obra
III. Los Carmina
I. Estructura y datación
2. Temática
3. Métrica y lengua
4. Presencia de Horacio
5. Nota bibliográfica
6. Nuestra edición
ODAS
I. Libro I
II. Libro II
ÍNDICES
De destinatarios de las odas
De nombres propios
De lugares geográficos

Chiste griego


Sueño

Σταυρός με λαμπρές και μεγάλες ακτίνες σημαίνει λύπη για εκείνον που τον κρατά.

Refrán

Κάθε γεγονός της ζωής μας κρίνεται από το προηγούμενο.

sábado, 29 de mayo de 2010

Libro



Rodolfo Cardona, Del heroísmo a la caquexia. Los Episodios Nacionales de Galdós
, Madrid, Ediciones del Orto-Universidad de Minnesota, 2004, 96 páginas [Biblioteca Crítica de las Literaturas Luso-Hispánicas, nº 10]. ISBN 84-7923-347-8

Aunque, al parecer, Galdós no escribió sus cinco series de Episodios nacionales con un programa previo en mente, ya que hubo diversos intentos como es bien sabido, el hecho es que, al leerlos hoy, se nota que en conjunto presentan una visión global que va desde la heroica resistencia de los españoles a la invasión francesa por las tropas de Napoleón, a la “caquexia” o parálisis de que habla Mariclío, la Musa de la Historia, al final de Cánovas, último episodio de la quinta y última serie.
Pocos críticos han hecho hincapié en esta trayectoria al estudiar los Episodios nacionales. Vicente Lloréns es una de las pocas excepciones. En su artículo “Galdós y la burguesía” establece el enorme cambio que se operó en la actitud de Galdós hacia la Historia de España desde la Guerra de la Independencia hasta la Restauración. En sus dos primeras series, afirma Lloréns, Galdós presentó, primero, el impulso épico que permitió al pueblo español, si bien con la ayuda de Wellington y sus tropas inglesas, sobreponerse a los invasores franceses y desalojarlos del territorio español después de la batalla de los Arapiles. En la segunda serie presentó el desarrollo de la pujante clase media que ejercía, según Galdós, un “poder omnímodo” que fue capaz de crear una nueva España. Pero, a partir de la tercera serie y al entrar en la segunda mitad del siglo XIX, se empiezan a notar los síntomas de un decaimiento. Hasta aquí mi paráfrasis del artículo de Lloréns. España, al llegar a la Restauración borbónica, alcanza el nadir de esta trayectoria. No es de extrañar, entonces, que lectores y críticos españoles en el pasado hayan dedicado siempre una especial atención y expresado particular atracción hacia los episodios de las dos primeras series, las originales, las que Galdós reimprimió en la edición ilustrada. Es sólo más recientemente que se ha empezado a prestar mayor atención a las tres últimas series, las que hacen la crónica del decaimiento de España. Particularmente problemática ha sido la consideración del período histórico que empieza en 1875 y que denominamos “la Restauración”. Algunos historiadores han querido ver en estos años que gozaron de una paz definitiva después de las “Guerras Carlistas”, un gran auge económico y político con la estabilización del país por medio del “turno pacífico” inventado por Cánovas. Galdós, sin embargo, tiene otra visión de la Restauración y de la historia que la precedió. Es mi propósito aquí trazar esta trayectoria del heroísmo a la “caquexia” por medio de una presentación global de las cinco series apoyada por textos galdosianos que le dejan “hablar” por sí solo.

ÍNDICE
I. CUADRO CRONOLÓGICO
A. Datos biográficos
B. Datos históricos y culturales
II. Del heroísmo a la caquexia
Preámbulo
I
II
III
IV
V
VI
VII
III. SELECCIÓN DE TEXTOS
IV. BIBLIOGRAFÍA

Chiste griego


Sueño

Χαρά κι ευτυχία και καλό αποτέλεσμα στις υποθέσεις η μπύρα.

Refrán

Το βόλι είναι μικρό, αλλά σκοτώνει και θεριό.

viernes, 28 de mayo de 2010

Libro




A. J. Domínguez Monedero - Carmen Sánchez Fernández (eds.), Arte y poder en el Mundo Antiguo
. Madrid, Ediciones Clásicas-UAM, 1997. 260 páginas. ISBN 84-7882-307-7.

Un reciente libro, meritorio por muchas otras cosas, se inicia con la frase: “Las edificaciones y las imágenes reflejan el estado de una sociedad y sus valores, así como sus crisis y sus momentos de euforia”. La relación entre el arte y la sociedad en la que el mismo se genera y a la que sirve es, pues, uno de los temas de estudio más fructíferos que se le puede ofrecer al investigador de los fenómenos artísticos desde cualquiera de las perspectivas en que los mismos pueden abordarse. Pero si la sociedad, en su conjunto, demanda y requiere un tipo de arte determinado son los círculos de poder que la dirigen los que van a inspirar, exigir, elaborar formas artísticas que expresen de forma más que evidente ese dominio ejercido.
“Arte y poder”, por lo tanto, va a ser el tema común de las contribuciones que aquí hemos reunido y que pretenden situar algunos de los problemas que presenta el estudio de esta fructífera relación durante toda la Antigüedad. A lo largo de diez artículos, sendos especialistas van a situarnos ante cómo van a abordar las principales culturas del Mundo Antiguo esta dialéctica entre ejercicio del poder político y exhibición pública del mismo a través de la obra de arte. Naturalmente, el lector encontrará diferentes aproximaciones y distintos énfasis en unos tipos u otros de manifestación e, incluso, diversas metodologías de trabajo. Pero, no obstante, el hilo conductor común, esto es, el intento de responder al interrogante básico de la relación entre el arte y el poder, marcará la sustancial unidad temática de todos los discursos.

ÍNDICE
Presentación.
AJ. Domínguez Monedero y Carmen Sánchez Fernández.
Arte y poder en el Egipto faraónico.
María J. López Grande. Arte y poder en el mundo asirio.
J.M. Córdoba.
Imagen y poder en el proceso de la formación de la Polis griega. Paloma Cabrera Bonet
Tiranía y Arte en la Grecia Arcaica.
Adolfo J. Domínguez Monedero
El Partenón y el programa constructivo de Pericles.
Carmen Sánchez Fernández
El pintor en las cortes helenísticas.
Miguel Ángel Elvira
Las intervenciones del poder en la imagen del Ágora de Atenas.
Domingo Plácido.
Urbanismo y poder en la Roma Imperial.
Manuel Bendala Galán.
Monumentos y ornamentos: Arte y poder en la cultura ibérica.
Fernando Quesada Sanz
Juegos de imagen, relato y poder en el Mediterráneo antiguo. Ejemplos ibéricos.
Ricardo Olmos.

Chiste griego


Sueño

Αν βρίσκεσαι σ’εγκαίνια σπιτιού ή μαγαζιού, θα ’χεις ζημιά στη δουλειά σου και δυσαρέσκεια. Αν σε εγκαίνια εκκλησίας τότε θα δεις καλό και μεγάλη χαρά.

Refrán

Λέγε πάντα την αλήθεια, να έχεις πάντα το Θεό βοήθεια.

jueves, 27 de mayo de 2010

Libro



Antonio Tejera Gaspar, Las religiones preeuropeas de las Islas Canarias
, Madrid, Ediciones del Orto, 2001, 96 páginas [Biblioteca de las Religiones, nº 13]. ISBN 84-7923-266-8

He pretendido mostrar en esta síntesis los aspectos más relevantes de las concepciones religiosas de las comunidades preeuropeas de Canarias, sobre las que conviene tener en cuenta algunas cuestiones de carácter histórico para entender mejor su realidad cultural. En contra de lo que pudiera parecer, no formaron en el pasado un conjunto homogéneo, sino bien al contrario, resulta muy evidente su heterogeneidad y diversidad en los materiales arqueológicos, así como en las diferentes formas de su organización social y política, desde que se poblaron las islas, probablemente en tomo al siglo I antes o después de Cristo, o en una fecha no más antigua del s. V a.C., en una etapa sincrónica a la protohistoria norteafricana, cuando los púnicos, y más tarde los romanos, comenzaron la exploración de las costas atlánticas del continente, por lo que sus manifestaciones culturales, entre ellas las religiosas, son comparables con las de los pueblos prerromanos del noroeste de África, de quienes las etnias canarias son descendientes, ya sean los Libios, Mauros, Gétulos, Maxios, Garamantes, Caprarienses, Canarii, entre otros, así como también a través de las que de ellos han sobrevivido en los grupos beréberes, que se distribuyen en la actualidad desde el Norte de África hasta el Sahara y el , cinturón subsahariano.
Para el análisis de sus concepciones religiosas, además de la comparación etnográfica con estas sociedades, contamos con un número abundante de restos arqueológicos asociados con ellas, así como a través de las fuentes escritas.

ÍNDICE
I. CRONOLOGÍA HISTÓRICO-ARQUEOLÓGICA DE LAS ISLAS CANARIAS
II. LAS RELIGIONES PREEUROPEAS DE LAS ISLAS CANARIAS
1. Introducción
2. La cosmogonía
2.1. Dioses naturales
2.2. Seres benefactores y espíritus malignos
2.3. La arqueología y los cultos solilunares
3. Montañas sagradas. «El centro del mundo»
4. Árboles sagrados
5. Sacerdotes, adivinos y santonas
6. El ritual
6.1. Los rituales de la lluvia
6.2. Ritos de fecundación
6.3. Ritos y fiestas agrarias
6.4. Ritos de tránsito
III. SELECCIÓN DE TEXTOS
IV. BIBLIOGRAFÍA

Chiste griego


Sueño

Αν αγοράζεις δαντέλα, πρόσεξε στις συναλλαγές σου, γιατί θα σε κοροϊδέψουν. Αν εσύ πουλάς, θα κοροϊδέψεις άλλους. Αν πλέκεις δαντέλα, θα δεχτείς πρόταση γάμου.

Refrán

Είναι το χείροτερο επάγγελμα, το επάγγελμα του κλέφτη.

miércoles, 26 de mayo de 2010

Libro



Fernández de Mier, E. & Piñero, F. (eds.), Amores míticos
. Madrid, Ediciones Clásicas-SEEC, 2000. 280 páginas. ISBN 84-7882-382-4.

Se reúnen en el presente volumen las conferencias dedicadas a “Amores míticos”, organizadas por la Delegación de Madrid de la Sociedad Española de Estudios Clásicos, en el Centro Cultural de la Villa, entre octubre y noviembre de 1998.
Las enormes riquezas contenidas en el ancho cauce de la mitología alcanzan, en el caso de los amores que han llegado a convertirse en símbolos, en fuente de inspiración de la literatura y del arte occidentales, en paradigmas de pasión y ternura, todo su esplendor. Desde el precioso cuento de Cupido y Psique, con la rendición del Amor a la Belleza, en un marco popular y vivo, pintura de la fantasía y proyección del entusiasmo onírico, hasta el enloquecido amor de Pasífae, borrando las fronteras con el mundo animal, arrebatada por pasiones turbias, se fue construyendo -ante un público numeroso que provocaba, al final de las conferencias, coloquios llenos de interés- el hermoso friso de un templo imaginario que alzara su silueta sobre el telón radiante de la memoria colectiva. Y este impulso se transmitió a los conferenciantes, y pudimos asistir a las quejas de Polifemo ante la esquiva Galatea, y a su venganza, y al llanto de añoranza por Acis y por “el regalado son de sus amores”. La más tierna de las metamorfosis, la de Filemón y Baucis, en la que Ovidio hace que nazcan dos árboles símbolos de un amor-condena más allá de la vejez y de la muerte, dio paso a la exaltación del canto y el amor, al mito de Orfeo que atraviesa la “infernal palude” en busca de Eurídice, y siente como un sueño que se aleja por un error, y ya todos sus pasos son perdidos... No faltaron tampoco los amores de Venus y de Marte, tan cómicos en Homero, tan pródigos en representaciones plásticas, con las risotadas de los dioses y la admiración por aquellas redes, y el malicioso comentario de Hermes, lleno de incontenido deseo. Le tocó luego el turno a Hero y Leandro, inmortalizados por Museo y tratados burlescamente por Góngora y otros muchos; a Píramo y Tisbe, con sus perfumes orientales, sus comunicaciones furtivas, equívocos, trastornos de amor, conjeturas, y el trágico final de una alucinación irrefrenable; y al desigual matrimonio de Tetis y Peleo, con el nacimiento de Aquiles y el regreso de la diosa al mar, marcando las distancias en el sentido griego del abismo infranqueable entre los dioses y los hombres, pero sin dejar de exaltar al mismo tiempo la gloria efímera del amor de una diosa. Terminamos el ciclo con la historia pasional de Fedra, una de las figuras mejor dibujadas del teatro antiguo, venganzas y mentiras, y trágico final del inocente.

Índice
Prólogo 7
I. Cupido y Psique 9
Por Antonio Ruiz de Elvira Prieto
II. Polifemo y Galatea (y Acis) 55
Por Primitiva Flores Santamaría
III. Pasífae y el toro 81
Por Jesús de la Villa Polo
IV. Filemón y Baucis 117
Por Mª Consuelo Álvarez Morán
V. Orfeo y Eurídice 137
Por Mercedes Montero Montero
VI. Venus y Marte , 165
Por Mª Ángeles Martín Sánchez
VII. Hero y Leandro 195
Por Vicente Cristóbal López
VIII. Píramo y Tisbe 223
Por Antonio Carreira
IX. Tetis y Peleo 247
Por Carlos García Gual
X. Fedra e Hipólito 261
Por Luis Macía Aparicio

Chiste griego


Sueño

Δέντρο γαζίας ανθισμένο αν βλέπεις περίμενε χαρά και ευτυχία. Άνθος όμως γαζίας ή σου το προσφέρουν ή απλώς το βλέπεις, περίμενε λύπες, θλίψη και μελαγχολία.

Refrán

Γυναίκα και χειμωνικό η τύχη τα διαλέγει.

martes, 25 de mayo de 2010

Libro



García Jurado, Fco. - Hualde Pascual, P., Juan Valera
. Madrid, Ediciones del Orto, 1998, 96 páginas. ISBN 84-7882-352-2.

El desarrollo del humanismo en el siglo XIX español es un asunto todavía bastante desconocido que no ha recibido un estudio global, probablemente a causa del menor interés que, en principio, presenta esta centuria en lo que respecta a la aparición de grandes figuras dedicadas al cultivo de las humanidades clásicas.
Este siglo XIX, cuyos tres últimos cuartos ocupa la vida de Don Juan Valera, es una centuria convulsa, marcada por sucesivos conflictos y cambios políticos en nuestro país, circunstancia que condicionará la historia del humanismo decimonónico en España.
La situación de los estudios clásicos al comenzar el siglo no es en modo alguno halagüeña: en la Universidad han dejado de dotarse las cátedras de griego y se pone de manifiesto el desconocimiento de la lengua latina. El interés del helenista Campomanes, en las postrimerías del siglo anterior, por remediar el descuido en que habían caído las lenguas clásicas no resulta más que un lenitivo momentáneo.
La ausencia de estudios globales sobre el humanismo español del siglo XIX es observada por M. Fernández Galiano (1977) y recientemente por M. López Salvá (1996): “Un estudio exhaustivo de los estudios de griego del s. XIX como los que tenemos de los s. XVI, XVII y XVIII está aún por hacer”. Excepcionalmente, contamos con buenos estudios dedicados a dos helenistas de este siglo, Bergnes de las Casas y Lázaro Bardón, a cargo de Olives Canals (1953 y 1947 respectivamente).

ÍNDICE
l. CUADRO CRONOLÓGICO 7
II. VALERA Y SU OBRA 11
1. CONSIDERACIONES SOBRE EL HUMANISMO ESPAÑOL DEL S. XIX. V ALERA Y EL HUMANISMO CLÁSICO 12
2. EL GRIEGO Y EL LATÍN EN VALERA: LAS LENGUAS CLÁSICAS AL SERVICIO DE LA VIDA 16
3. Los AUTORES CLÁSICOS Y VALERA: DE PEPITA JIMÉNEZ A ASCLEPIGENIA 23
4. EL INDOEUROPEO Y LA AFICIÓN A LAS LENGUAS 32
5. LOS PROYECROS DE TRADUCCIÓN EN LOS EPISTOLARIOS DE VALERA: HOMERO, HESÍODO y ESQUILO 35
6. DAFNIS Y CLOE 52
III. SELECCIÓN DE TEXTOS 57
IV. BIBLIOGRAFÍA SELECTA 87

Chiste griego


Sueño

Αν βλέπεις να κρατάνε βάγια, θα πάρεις σύντομα γράμμα ευχάριστο ή θ’ακούσεις ευχάριστα νέα, αν τα κρατάς εσύ, δεν πρέπει ν’ανησυχείς για μερικά πρόσκαιρα εμπόδια που θα σου τύχουν, γιατί σύντομα θα τα ξεπεράσεις.

Refrán

Τριαντάφυλλο χωρίς αγκάθει δεν βρίσκεται.

lunes, 24 de mayo de 2010

Libro



Cristóbal, V. - Villa, J. de la (eds.), Ciudades del Mundo Antiguo
. Madrid, Ediciones Clásicas-SEEC, 1997. 232 páginas. ISBN 84-7882-305-0.


Desde 1992 la Delegación de Madrid de la Sociedad Española de Estudios Clásicos ha venido organizando durante el otoño unos ciclos de conferencias, cuyo objetivo se encuadra plenamente en los que la SEEC tiene estatutariamente establecidos: difundir y promover el conocimiento del mundo clásico en todos los ámbitos sociales y cultura- les. Era en aquel entonces presidente de la Delegación Antonio Guzmán, quien se ocupó personalmente de su organización hasta el final de su mandato en 1996. La iniciativa ha sido producto de un momento especialmente activo de nuestra sociedad, en el que, simultáneamente a la amenaza de una reducción drástica de la presencia de los estudios clásicos en las enseñanzas secundaria y universitaria y en parte para contrarrestarla, la Delegación ha tratado de ampliar el conocimiento del mundo clásico en la sociedad madrileña, buscando auditorios no necesariamente especializados ante los que presentar algunos de los aspectos capitales de la cultura clásica. La magnífica respuesta del público y el creciente interés que despiertan los ciclos, con grupos de seguidores fieles año tras año, parecen indicar que nuestro objetivo se está alcanzando.
En el contenido se ha buscado desde el primer momento la amenidad. Los temas y el asunto concreto de cada una de las charlas han sido objeto de debate e, incluso, de votación cada año en el seno de la junta directiva de la Delegación. De ahí que los ciclos de conferencias que se han organizado hasta el momento hayan tocado aspectos y temas centrales del mundo grecorromano.

Índice
Prólogo 7
ATENAS, crisol de utopías 15
Por Antonio Guzmán Guerra
SIRACUSA, crónica de un esplendor anunciado 35
Por Helena Maquieira
ALEJANDRÍA, la ciudad de las maravillas 63
Por Francisco Javier Gómez Espelosín
TARQUINIA, la gloria de los etruscos 83
Por Emilio Nieto Ballester
CARTAGO: de la “nueva capital” de los púnicos al instrumento represivo de los severos 111
Por Domingo Plácido
POMPEYA: a la sombra del Vesubio 127
Por Emilia Femández de Mier
MÉRIDA: transformación de una ciudad hispanorromana 159
Por Isabel Velázquez
CONSTANTINOPLA, de lo visto a lo imaginado 187
Por Antonio Bravo García

Chiste griego


Sueño

Αν δεις αγγινάρα στην εποχή της το όνειρο είναι καλό, αν όμως τη δεις εκτός αποχής περίμενε πίκρες, συκοφαντίες και άσχημες οικονομικές ειδήσεις. Αν την τρως ωμή και κιτρινίζουν τα χείλη σου, άσχημη έκβαση σε δικαστική υπόθεση.

Refrán

Το τσάμπα το κρασί, δυο φορές αρέσει.

domingo, 23 de mayo de 2010

Libro



Óscar Pereira Zazo, De cómo el Libro de Buen Amor llegó a serlo. La canonización del Libro del Arcipreste de Hita (1754-1913)
, Madrid, Ediciones del Orto, 2006, 96 páginas [Biblioteca Crítica de las Literaturas Luso-Hispánicas, nº 26]. ISBN 84-7923-379-6

El objetivo de este trabajo es historiar la canonización del Libro del Arcipreste de Hita hasta que se consolida su estatus de obra cumbre de la literatura nacional española con el nuevo título de Libro de buen amor (el Libro a partir de ahora). Al usar la expresión literatura nacional española ofrezco en forma implícita los límites cronológicos en los que se mueve esta historia, pues el predominio de la nación como ámbito privilegiado de canonización es un fenómeno que se inicia a mediados del siglo XVIII y tiene su apoteosis en la segunda mitad del XIX. Comienzo el recorrido alrededor de 1754, que es la fecha de publicación de los Orígenes de la poesía castellana de Luis J. Velázquez, autor que ofrece por primera vez fragmentos impresos del Libro. Me detengo en 1913, fecha en que aparece la edición de Julio Cejador, la primera dirigida a un público más amplio que el formado por los eruditos y los estudiantes de literatura, pues en ella la obra de Juan Ruiz queda categorizada como una de las tres “cimas” de la literatura española que “sobresalen entre las obras más excelsas del ingenio humano” (vii).
En el análisis de la evolución del Libro entre esas dos fechas daré especial énfasis a dos temas: el problema de la unidad del texto y las consideraciones acerca del título.

ÍNDICE
I. CUADRO CRONOLÓGICO 7
II. De cómo el Libro de buen amor llegó a serlo: La canonización del Libro del Arcipreste de Hita (1754-1913) 13
III. SELECCIÓN DE TEXTOS 77
IV. BIBLIOGRAFÍA CITADA 91

Chiste griego


Sueño

Αν δεις στον ύπνο σου πύργο, τιμές και επιτυχίες θα έχεις.

Refrán

Μην ξεχνάς για να μην ξεχάσουν.

sábado, 22 de mayo de 2010

Libro



Sofistas, Testimonios y Fragmentos
. Intr., trad., notas e índices de F. Martín García. Madrid, Ediciones Clásicas, 2008, 458 páginas. ISBN 84-7882-618-1.

Aunque fue en el s. V cuando el término de sofista adquirió una connotación peyorativa y durante mucho tiempo ha sido una práctica corriente atribuir la culpa de tal degradación a Sócrates y Platón, sin embargo, el filósofo ateniense no fue el único que contribuyó a dicha difusión, sino que también otros autores, de los que luego hablaremos, cooperaron a que el término cobrara el valor con el que actualmente designamos a este tipo de pensadores.
Tampoco se ha de olvidar que fue la propia actividad del sofista la que predisponía a que el término se cargara de tintas negativas, según revelan los siguientes puntos: a) El programa de los sofistas era demasiado amplio y, por ende, daba la impresión de superficialidad. b) Por otro lado, penetraron en las ciudades de Grecia como extranjeros y atrajeron a la juventud más prometedora persuadiéndole a dejar sus relaciones y amigos con el pretexto de que su enseñanza era superior. c) Además de ello, los espíritus religiosos sospechaban de personas como los naturalistas, que pretendían violar el secreto de la naturaleza, la moral y el derecho, y de aquellos profesionales que se dedicaban a la investigación científica y a la vulgarización del saber, por todo lo que conllevaba de crítica a la tradición y a los valores recibidos desde época inmemorial. d) A todo ello, finalmente, se ha de sumar el hecho de que percibir dinero a cambio de unos conocimientos recibidos era objeto de desprecio por parte de los griegos, quienes lo consideraban una privación de la propia libertad y una prostitución, en palabras de Jenofonte.

ÍNDICE
INTRODUCCIÓN
l. Evolución del término sofista
II. Los sofistas y la tradición
III. Situación .histórica
IV. Los sofistas como precursores de la filología
V. Las corrientes lingüísticas del siglo V
VI. La retórica en el siglo V
VII. Los sofistas y la política
VIII. Los sofistas y la ética
IX. Ciencia, religión y sofistica
X. Filosofía y sofistas
XI. Concepto de sofistas a lo largo de los siglos
XII Nuestra .traducción
BIBLIOGRAFÍA
Ediciones
Traducciones
Obras en general
NOMBRE Y CONCEPTO
PROTÁGORAS
Vida y obras
A. Vida y doctrina
B. Fragmentos
C. Imitaciones
JENÍADES
GORGIAS Vida y obras
A. Vida y doctrina
B. Fragmentos
C. Imitaciones
PRÓDICO
Vida y obras
A. Vida y doctrina
B. Fragmentos
TRASÍMACO
Vida y obras
A. Vida y doctrina
B. Fragmentos
HIPIAS Vida y obras
A. Vida y doctrina
B. Fragmentos
C. Imitaciones
ANTIFONTE
Vida Y obras
A. Vida y escritos
B. Fragmentos
C. Imitaciones
CRITIAS
Vida y obras
A. Vida y escritos
B. Fragmentos
ANÓNIMO DE JÁMBLICO
DISCURSOS DOBLES
Sobre el bien y el mal
Sobre lo bello y lo feo
Sobre lo justo y lo injusto
Sobre la verdad y la mentira
Sobre la sabiduría y la virtud

ANÓNIMO: Sobre las leyes
ANÓNIMO: Sobre la música
ÍNIDICE DE FUENTES
ÍNDICE DE NOMBRE PROPIOS

Chiste griego


Sueño

Αν ονειρευτείτε πως μια νοσοκόμα βρίσκεται στο σπίτι σας, προμηνύεται αρρώστια σε φίλους. Αν δείτε πως η νοσοκόμα φεύγει από το σπίτι σας, σημαίνει καλή υγεία για την οικογένεια σας.

Refrán

Όταν πέσει κάτω η ιτιά, ο καθένας μας την κόβει.

viernes, 21 de mayo de 2010

Libro



Paloma Aguado García, Hatshepsut (1499-1457 a.C.)
, Madrid, Ediciones del Orto, 2001, 96 páginas [Biblioteca de Mujeres, nº 30]. ISBN 84-7923-262-5

Se han hecho pocos estudios monográficos sobre la figura de la mujer en Egipto, en una civilización dominada por la omnipotente figura masculina del faraón. Esto ha llevado a pensar generalmente que la mujer no ejercía ningún papel en la sociedad egipcia y que Nefertiti, Hatshepsut, o Cleopatra fueron excepciones en el panorama general. Esto no es cierto; la mujer era algo más que un mero objeto sexual o decorativo, descanso del guerrero, o alimentadora de sus hijos. La mujer en esta cultura sobrepasó el papel de comparsa del hombre, y constituyó un elemento activo de gran importancia en la sociedad.
En el Antiguo Egipto, la relación entre hombre y mujer, a juzgar por los textos y escenas funerarias que han llegado hasta nosotros, estaban basadas en la igualdad. Hombres y mujeres vivían a imagen y semejanza de las parejas divinas, en perfecta igualdad. Si la comparamos con la que se daba en otras sociedades, resulta tan excepcional que a menudo se ha interpretado como una tendencia al matriarcado de la estructura social faraónica.
El hombre egipcio se sentía incompleto sin la compañía de la mujer. Egipcios de todas las capas sociales, desde artesanos hasta el faraón, eran representados a menudo con sus mujeres.

ÍNDICE
I. CRONOLOGÍA 9
GENEALOGÍA l2
II. UN EJEMPLO DE MUJER EGIPCIA: LA REINA HATSHEPSUT 13
l. La mujer egipcia 14
1.1. Relación hombre y mujer 14
1.2. Condición jurídica de la mujer 17
1.3. Las sacerdotisas 21
2.Biografía de Hatshepsut 23
2.1. Infancia 23
2.2. Matrimonio con Tutmosis II 25
2.3. Viudedad y regencia 30
2.4. Reinado como faraón de Egipto 34
2.5.Deir-El-Bahari 48
2.6. Últimos años de reinado 55
2.7. Muerte de la reina 58
3. «Damnatio memoriae» de Hatshepsut 60
3.1. Formas de la «damnatio memoriae» 60
3.2. Relaciones de Tutmosis III con Hatshepsut64
3.3. «Damnatio» en distintos reinados 68
III. SELECCIÓN DE TEXTOS 73
IV. BIBLIOGRAFÍA 91

Chiste griego


Sueño

Το ηφαίστειο είναι μέσα σ’εκείνον που το ονεορεύεται. Ή είναι κάποιος δυνατός κλονισμός του μέρους που κοιμάται. Η γυναίκα που βλέπει ότι βρίσκεται μπροστά σ’ένα ηφαίστειο από τον κρατήρα του οποίου ξεφεύγουν φλόγες, ατμοί, λάβα, είναι η ίδια μια ηφαιστειακή ύπαρξη που η συμπεριφορά της θα κάμψει τους γύρω της και την ίδια.

Refrán

Κάτω από την κάθε πέτρα καραδοκεί και ένας σκορπιός.

jueves, 20 de mayo de 2010

Libro



Abraham Vélez de Cea, El Buddhismo
, Madrid, Ediciones del Orto, 2000, 96 páginas [Biblioteca de las Religiones, nº 12]. ISBN 84-7923-251-X

A primera vista puede parecer que sustituir los términos Buda, budismo y budista, ya normalizados en lengua castellana, por Buddha, buddhismo y buddhista, es cuestión de mera pedantería o virtuosismo académico. Sin embargo, creemos que se trata por una parte, de corregir los errores de pronunciación y transliteración cometidos por los hispano-hablantes que se toparon por primera vez con la palabra Buddha, y por otra, de conservar en castellano la riqueza semántica y religiosa de dicha palabra.
Los primeros hispanohablantes que leyeron Buddha, probablemente en obras alemanas, francesas e inglesas, no sabían sánscrito ni pali. Como para ellos la «h» era muda (no así en sánscrito ni en pali) y las dos «d» se pronunciaban más fácilmente como si fueran una sola, asimilaron la primera d a la segunda y eliminaron la h. En lugar de escribir la palabra Buddha respetando la transliteración correcta del sánscrito, decidieron escribirla tal y como la pronunciaban, o sea como Buda. Similarmente, los derivados occidentales de la palabra Buddha también fueron adaptados a la pronunciación castellana dando lugar a términos como budismo, budista, etc.
Al no existir en español tradición de estudios académicos sobre culturas, lenguas, filosofías y religiones del subcontinente indio, la mala pronunciación y transliteración de la palabra Buddha junto con sus derivados, se extendió sin problemas, Los académicos de la lengua española, quienes al parecer tampoco sabían sánscrito ni pali, decidieron aceptar el mal uso de dichas palabras y normalizarlas. De ese modo, los diccionarios y enciclopedias hispanos dieron por bueno lo que no era sino una transliteración incorrecta del original sánscrito o pali derivada a su vez, de una mala pronunciación fruto de la ignorancia y ausencia de especialistas.

ÍNDICE
I. CUADRO CRONOLÓGICO 7
II. EL BUDDHISMO 13
1) Introducción: ¿Buda o Buddha, budismo o buddhismo? 14
2) Información básica 17
a) ¿Qué es el buddhismo? 17
b) ¿Religión o filosofía? 26
3) Doctrinas fundamentales 31
a) La concepción del mal: la primera Noble Verdad 31
b) Las causas del mal y el camino para erradicarlo 42
4) El buddhismo y la cuestión de Dios. 50
a) El planteamiento del problema del mal en el buddhismo y el cristianismo 50
b) La concepción de los dioses y el silencio del Buddha 55
III. SELECCIÓNDETEXTOS 63
1) Buddhismo Nikaya: Majjhima Nikaya (Buddha) (ca. Siglo V a.C.) 64
2) Buddhismo Mahayana: Ratnavali (Nagarjuna) (ca. 150-250 d.C.) 73
3) Buddhismo contemporáneo: XIV Dalai Lama, Thich Nhat Hanh, Waipola Rahula 79
IV. BIBLIOGRAFÍA 91

Chiste griego


Sueño

Φιάλη γεμάτη με νερό, χαρά και ευχαρίστηση στο σπίτι. Αν είναι γεμάτη με κρασί, ερωτικές επιτυχίες θα έχεις κι αντίθετα, αν είναι ξύδι. Αν είναι άδεια ή σπασμένη, δυσάρεστα θα σου συμβούν πολλά.

Refrán

Ο έξυπνος νικάει το δυνατό.

miércoles, 19 de mayo de 2010

Libro



Luis Miguel Pino Campos, La religión en Ortega y Gasset, Madrid, Ediciones del Orto, 2000, 96 páginas [Biblioteca de las Religiones, nº 11]. ISBN 84-7923-239-0

José Ortega y Gasset habló de religión y religiones, del Catolicismo y Protestantismo, de su historia, de Dios y de dioses, de ritos, cultos y fiestas religiosas. En este libro expondremos una síntesis de algunas de sus principales ideas y deseamos que su lectura permita un mejor conocimiento de su obra entre quienes ya la han leído o una invitación a su lectura entre quienes no la conocen aún. No cabe duda de que Ortega ofrece un repertorio tan amplio de temas que no sólo interesa al filósofo, al crítico literario, al ensayista, al historiador, al naturalista, al filólogo o al estudioso de las religiones, sino que sus escritos tienen interés para todos cuantos se ocupan del avance de la ciencia y la técnica, de la interpretación de la historia, de la actualidad política y económica de España y Europa, de la evolución del pensamiento, de los mitos clásicos, de profesiones y artes diversas, etc. Y desde cada perspectiva, en esta ocasión desde la religiosa, la lectura de Ortega aporta numerosas ideas y sugerencias.
Llama la atención, sin embargo, que en España no se haya atendido con la frecuencia esperada la aportación que la obra de Ortega representa en algunas parcelas de la actividad científica y docente. En lo político es bien conocida la animadversión o admiración que aún genera en unos y otros ciudadanos. Sirvan de muestra las declaraciones de Thomas Mermall en un reciente artículo (EL PAÍS, 23-X- 1997, p. 14), en el que afirmaba que no comprendía la «resistencia, o más bien la hostilidad» de los españoles a la lectura de uno de los libros de Ortega (La rebelión de las masas) más leídos fuera de nuestro país y que tantos estudios ha tenido por parte de sociólogos y críticos extranjeros. Por nuestra parte, nos hemos ocupado, entre otros aspectos de su obra, de la presencia del mundo clásico, de los mitos, de los conceptos de humanismo y humanidades, y de las interpretaciones semánticas de vocablos grecolatinos.

ÍNDICE
l. CUADRO CRONOLÓGICO Y ESCRITOS DE ORTEGA CITADOS 7
II. IDEAS RELIGIOSAS EN LA OBRA DE JOSÉ ORTEGA Y GASSET 13
1. Introducción 14
2. Síntesis de sus propias creencias y afirmaciones 19
2.1. Sus propias creencias 19
2.2. Aspectos religiosos en el pensamiento de José Ortega y Gasset 21
2.2.1. La necesidad de la religión, actitudes y disfraces 21
2.2.2. Las formas de Dios 31
2.2.3. Cristianismo, Iglesia Católica y Teología 38
2.3. Personal historia de la religión 43
2.3.1. Edad Antigua 44
2.3.2. Edad Media 53
2.3.3. Edad Moderna 58
2.3.4. Edad Contemporánea 60
III. SELECCIÓN DE TEXTOS 63
IV. BIBLIOGRAFÍA SELECTA 93

Chiste griego


Sueño

Αν ονειρευτείς νυχτερίδα, πάντα κακό προμηνάει τ’όνειρο αυτό. Αν ακούς τα τσιρίγματά της, σημαίνει πένθος σε γνωστή σου οικογένεια. Αν σκοτώνεις νυχτερίδα, λύτρωση θα έχεις από δύσκολη κατάσταση.

Refrán

Δόξα στο νικητή, τιμή στον ηττημένο.

martes, 18 de mayo de 2010

Libro



Jiménez Zamudio, R., Gramática de la lengua sumeria. Gramática con ejercicios transliterados y en cuneiforme. Signario y Glosario. Prólogo de Benjamín García-Hernández. Madrid, Ediciones Clásicas, 1998, VI+295 páginas. ISBN 84-7882-336-0.

Antes de nada quisiéramos dejar bien establecido que la obra que el lector tiene en sus manos es una Gramática básica de la Lengua Sumeria y únicamente eso. Una Gramática concebida al estilo clásico, realizada siguiendo el habitual método deductivo, en el que a unos principios teóricos ilustrados con una serie de ejemplos sigue una sección práctica constituida por un vocabulario con ejercicios transliterados y en cuneiforme, y todo ello organizado de un modo progresivo a fin de que el alumno pueda ir asimilándolo de un modo gradual y paulatino. La intención del autor ha sido la de que incluso pueda ser utilizada provechosamente por aquellas personas que deseen introducirse autodidácticamente en el estudio de la Lengua Sumeria.
Es cosa conocida que el Sumerio es un lengua en cuya Gramática todavía existen muchos puntos que son objeto de intenso debate. Por consiguiente existen múltiples interpretaciones que, a la hora de valorar las cuestiones gramaticales, han llevado a los especialistas hacia posturas diversas. El lector podrá ir descubriendo este mundo a lo largo de las páginas de esta Gramática y de un modo especial en la sección que hemos denominado Complementos.
Si en algunas ocasiones adoptamos una determinada propuesta de un determinado autor, no debe deducirse de ello que seamos firmes partidarios de dicha interpretación sino que lo hacemos exclusivamente con una finalidad didáctica, pero poniendo de manifiesto ti, la vez que sus puntos débiles la existencia de otras interpretaciones distintas.
No son ciertamente muy numerosas las Gramáticas consagradas al estudio del Sumerjo y buena prueba de ello es el par de páginas que hemos dedicado a la Bibliografía Elemental al comienzo de nuestra Gramática. En general se reducen a estudios teóricos más o menos extensos, en determinados casos a un grupo de obras o a una época definida, y en la mayoría de los casos sin prestar atención a la parte práctica.
Últimamente la aportación de M. L. Thomsen con su espléndido libro The Sumerian Language: An Introduction to its History and Grammatical Structure, Copenhage 1984, ha venido a llenar en gran parte esta laguna. Sin embargo esta obra supone un verdadero handicap para los principiantes ya que se ven de golpe introducidos in medias res, dentro de un frondoso mundo de nociones y datos que no han adquirido previamente. Es cierto que se trata de un libro sumamente útil, pero supone que el lector está ya iniciado en el conocimiento de la Lengua Sumeria.
El lector, a la hora de emprender el estudio de nuestra Gramática, hará bien en seguir ordenadamente cada uno de los temas propuestos así como sus .ejercicios. Únicamente al abordar el Tema II consagrado a la Fonología, los cambios fonéticos, los rasgos suprasegmentales y el Sandhi debe tratar simplemente de comprenderlo sin mayores pretensiones ya que un cabal conocimiento de todos estos extremos lo irá adquiriendo a lo largo del estudio de la Gramática.
También sería muy aconsejable que el alumno fuese poco a poco familiarizándose con los signos cuneiformes más habituales y que, ya desde un principio, realizase ejercicios encaminados a este fin. Para ello han sido seleccionados determinados signos y ejercicios. Esta labor debe seguir al análisis de los ejercicios transliterados, nunca precederlos ya que normalmente los ejercicios en cuneiforme son la repetición de frases que se encuentran en los ejercicios transliterados.
Después de la Gramática propiamente dicha hemos establecido una serie de apéndices que vienen, en cierto modo, a completar el conocimiento de la lengua; es el caso de la introducción al estudio de la ortografía no estandarizada o bien unas nociones sobre el tipo de lengua llamado Emesal.
El apéndice dedicado a la Bibliografía trata de poner al alcance del alumno lo que hemos considerado las obras (libros, artículos, reseñas) más notables en torno al Sumerio no sólo como referente obligado de las abundantes citas que aparecen en la Gramática sino también como una invitación al alumno en el caso de que desee zambullirse en el atractivo piélago de la investigación sumeria.
El apéndice C está constituido por un signario que engloba aquellos signos que hemos considerado más importantes siguiendo la numeración de la obra ya clásica de R. Labat, Manuel d’Épigraphie Akkadienne, 6ª ed., París 1988 y de F. Ellermeier-R. Borger, Sumerisches Glossar, Gottingen 1979-1980 en dos volúmenes, En nuestro signario la primera columna corresponde a los signos neoasirios, la segunda, a los paleobabilónicos empleados en las obras sumerias. Como complemento hemos consignado los valores de los signos ordenados alfabéticamente para una más rápida consulta.
Finalmente la obra se cierra con un amplio glosario donde se recogen todos los términos utilizados en los ejercicios precedentes así como un considerable número de palabras muy empleadas en textos sumerios de diversa índole. De hecho hemos querido que este glosario sirva a su vez con vistas a una antología de textos sumerios que estamos preparando y que esperamos que muy pronto vea la luz.

Chiste griego


Sueño

Μεγάλη και απροσδόκητη ευτυχία σε περιμένει αν βρίσκεσαι σε νεκροταφείο, επιτυχία στις υποθέσεις σου. Αν είναι παλιό και εγκατελειμμένο, μάλλον ζημιές περίμενε. Αν βρίσκεσαι σε τούρκικο ή εβραϊκό νεκροταφείο, θα μάθεις λυπηρά νέα γι’αγαπημένο σου πρόσωπο.
Από το αυτί και στο δάσκαλο.

lunes, 17 de mayo de 2010

Libro



Rafael Ramón Guerrero, Avicena (ca. 980-1037)
, Madrid, Ediciones del Orto, 1994, 96 páginas [Biblioteca Filosófica, nº 9]. ISBN 84-7923-036-3

El pensamiento filosófico en el mundo islámico fue, en efecto, autónomo e independiente, con características propias y diferenciadoras. Fue una respuesta a los problemas que vivieron y sobre los que pensaron quienes lo expusieron. Para ellos, adoptar y adaptar el pensamiento griego significó encontrar soluciones a las dificultades que impedían el libre desarrollo de ideas en el mundo musulmán. La filosofía griega proporcionó, por la madurez de su evolución, respuestas adecuadas a las múltiples preguntas que se planteaban en el Islam.
La aceptación, asimilación y uso de elementos ajenos a la cultura en que se formaron los falâsifa (filósofos) tuvo como resultado la elaboración de doctrinas como las relaciones entre la filosofía y la revelación, la formación del universo, la naturaleza del hombre, la justificación racional de la profecía, la dirección y gobierno de la comunidad musulmana, etc. Como rasgos característicos de esta filosofía se pueden señalar los siguientes: ser de carácter religioso, porque parte de la reflexión sobre una verdad revelada; su naturaleza completamente racional, puesto que todo cuanto formula procede única y exclusivamente de la razón, incluso la suprema afirmación de la Primera Realidad; su carácter ecléctico, al servirse de doctrinas incluso contradictorias para la racionalización de la realidad; y su vinculación con la ciencia.
Hubo filosofía en el Islam porque previamente había madurado un pensamiento que tenía como núcleo central el Corán. Esta filosofía fue un nuevo camino para dar sentido a la Ley, con medios distintos a los usualmente empleados. Por eso, esta filosofía es religiosa y por eso estuvo vinculada a los otros aspectos de la cultura en que nació.
Este nuevo camino no fue sino el reconocimiento explícito de la razón. Está ligado a la aceptación y recepción de la filosofía y de la ciencias procedentes de Grecia, lo que obligó a que el pensamiento islámico se fijara definitivamente, no por su enfrentamiento con la tradición clásica, sino por apropiarse de los elementos que le convenían en su explicación de la realidad. Esta recepción se inició durante el siglo VIII y culminó a comienzos del siglo XI, cuando finalizaron las traducciones de obras científicas y filosóficas del griego al árabe. La lectura de éstas llamó la atención sobre la razón, lo que permitió que se considerara que la razón no es sólo una facultad que ofrece un método de interpretación de la revelación, sino también una nueva vía, independiente y autónoma, científica en tanto que seguía las reglas lógicas establecidas por Aristóteles, para alcanzar la verdad, aquella misma Verdad que el Profeta había dado a conocer a todos los hombres en un lenguaje accesible a ellos. La filosofía seguía un camino distinto al de la religión, pero convergente en la Verdad. La lectura y apropiación de ideas procedentes de Platón, de Aristóteles y de muchos neoplatónicos tuvo como consecuencia esa cualidad ecléctica con que hemos caracterizado a esta filosofía.
Finalmente, la cuarta peculiaridad radica en la vinculación con la ciencia. Muchos filósofos destacaron y contribuyeron al avance y progreso de la ciencia, de la que luego viviría gran parte de la cristiandad latina y la comunidad judía hasta entrada la Edad Moderna. La filosofía aristotélica, la neoplatónica y el desarrollo de las ciencias sirvieron como lenguaje común entre las tres civilizaciones, a pesar de que ciencia y filosofía fueran combatidas en nombre de una interpretación tradicional del texto revelado.

ÍNDICE
I. CUADRO CRONOLÓGICO 9
Datos biográficos 11
Acontecimientos filosóficos y culturales 11
Acontecimientos políticos y sociales 12
II. EL FILÓSOFO Y SU FILOSOFÍA 13
l. LA FILOSOFÍA EN EL ISLAM 15
Los orígenes de la filosofía 15
Características 16
Los primeros filósofos 18
2. LA VERDADERA FILOSOFÍA DE AVICENA 21
Planteamiento de la cuestión. 21
Avicena ¿filósofo o místico? 22
3. AVICENA Y LAS CIENCIAS 24
La clasificación de las ciencias 24
La filosofía teórica y sus divisiones 26
La filosofía práctica y su división 28
La Lógica como ciencia instrumental. 29
4. METAFÍSICA. EL SER Y EL UNIVERSO 31
Naturaleza y objeto de la Metafísica 31
El ser y sus divisiones 33
La estructura metafísica de la realidad 36
5. LA FILOSOFÍA DEL HOMBRE 39
Naturaleza del hombre. Cuerpo y alma 39
El alma y sus facultades 42
El estudio del intelecto 44
La ciudad aviceniana 47
III. ECCIÓN DE TEXTOS 51
IV. BIBLIOGRAFÍA 89

Chiste griego


Sueño

Αν δεις στον ύπνο σου περίτεχνο μωσαϊκό, θ’ακούσεις καλοσερβιρισμένα ψέματα και μη τα πιστέψεις. Αν εσύ τα φτιάχνεις, σημαίνει πως ασχολείσαι μ’ασήμαντα πράγματα.

Refrán

Στον αμαρτωλών τη χώρα το Μαγιάπριλο χιονίζει.

domingo, 16 de mayo de 2010

Libro



Mena, Juán de, La Ilíada de Homero.
Ed. bilingüe, intr., texto crítico, trad. y glosario de T. González Rolán, F. del Barrio y A. López Fonseca. Madrid, Ediciones Clásicas, Madrid, 1996. VIII+296 páginas. ISBN 84-7882-235-6.

Tanto la literatura latina como la árabe abrieron al romance castellano horizontes inmensamente ricos tanto espirituales como lingüísticos. Su vocabulario, debido sobre todo a la labor traductora de Alfonso X el Sabio, se enriqueció y amplió con la entrada ininterrumpida de latinismos, que en general no tuvieron problemas para adaptarse e incorporarse al castellano.
Pero durante el siglo XV, sobre todo en su primera mitad, muchos escritores se dejaron arrastrar por una gran veneración (quizá excesiva, desde un punto de vista lingüístico) hacia las obras de la Antigüedad Clásica y de igual forma que Lucrecio y Cicerón hablaron de pobreza léxica del latín respecto al griego, un autor como Juan de Mena se refiere en la obra que ahora editamos al «rudo e desierto romançe», a la «umilde e baxa lengua del romançe» respecto a la riqueza de la cultura clásica y a la perfección del latín. En estas condiciones, no ha de extrañar que el latinismo invada por doquier tanto el vocabulario como la sintaxis castellana, pero, como magistralmente ha señalado R. Lapesa, el aluvión latinista del siglo XV rebasaba las posibilidades de absorción del idioma, de modo que muchos neologismos no consiguieron sedimentarse y fueron olvidados pronto. Pero, poco a poco, las aguas volvieron a su cauce, pues como señala el eminente maestro, «conforme gana intensidad y hondura, el movimiento renacentista se despoja de las demasías formales que habían acompañado a su iniciación. Los escritores de la época de los Reyes Católicos, más conscientes que Santillana o Mena del valor del propio idioma, no pretenden forzarlo en aras de la imitación latina, que abandona estridencias y adquiere solidez». Nadie puede pasar por alto la importancia de los escritores que sirvieron de puente en el tránsito del español medieval al clásico y muy especialmente Juan de Mena, que fue considerado durante largo tiempo como el supremo poeta español.
Ahora bien, el poeta cordobés nos muestra dos facetas por las que la influencia clásica pasó a la literatura española, a saber la de creador de obras inmortales como El Laberinto o La Coronación y la de traductor, aspecto éste mucho más importante de lo que se cree, pues, como ha señalado G. Highet, la traducción no suele producir grandes obras, pero a menudo contribuye a la creación de las grandes obras, lo que desde luego puede confirmarse en Juan de Mena, para quien la traducción sirvió como experimento donde forjar las palabras, latinismos incluidos, que le servirían para sus obras de creación.
Y sin embargo podemos decir que ha sido más bien escasa la atención que los críticos han prestado a esta actividad del poeta cordobés. Baste señalar que hasta no hace mucho la única edición de esta traducción de Mena fue la realizada por el eminente filólogo catalán Martín de Riquer, que, como su título indica, es una reproducción de la editio princeps de Valladolid, de 1519, acompañada de un valioso prólogo y un selectivo y útil glosario.

ÍNDICE
Introducción 1
1. Justificación de la presente edición 1
2. Versiones ortodoxas y heterodoxas sobre la Guerra de Troya desde la Antigüedad latina hasta comienzos del Renacimiento hispánico 7
3. El proemio y sus posibles fuentes: ¿también la Vita Homeri de Pier Candido Decembrio? 26
4. La Ilias Latina 51
5. La versión de Juan de Mena 57
6. El modelo latino utilizado por Juan de Mena: comparación con la versión castellana 68
7. El título 81
8. Siglas 82
9. Criterios seguidos en la presente edición 83
10. Bibliografía 84
Ilias Latina 99
Glosario 223

Chiste griego


Sueño

Αν δεις μυρμήγκια, πλούτη, ευτυχία και οικογενειακή γαλήνη σε περιμένουν. Αν περπατάνε πάνω στο κορμί σου, περίμενε να σου συμβούν πολλά ευχάριστα.

Refrán

Τα παιδιά χρειάζονται την αγάπη μας, ιδίως όταν δεν την αξίζουν.

sábado, 15 de mayo de 2010

Libro




Díez-Picazo, M., Fernández Lerroux, N. y otros, Guía de obras literarias para la Historia de España
. Madrid, Ediciones del Orto, 1992. XXV+406 páginas. ISBN 84-7923-009-6.

Este libro es producto de la labor que un grupo de ocho personas ha realizado durante los cuatro últimos años sobre obras literarias de relevante contenido histórico. Nos animó a efectuar este trabajo la consciencia de una doble necesidad: por una parte, los estudiantes no son, en su mayoría, lectores habituales de libros -no es el momento de tratar las diversas causas de este hecho; ni habrá que encarecer los perjuicios que ocasiona la lectura infrecuente-; por otra parte, en las clases de la asignatura de «Historia», se echa en falta un tejido previo de conocimientos, de información, sin el cual la exposición histórica con sus necesarias abstracciones no tiene para los alumnos un último sentido cabal, al estar privada de aquella base sobre la que se edifica la comprensión del pasado. Y, además, pensamos, es oportuno hacer entrar emocionalmente en la historia con la ayuda de los factores estéticos mientras se procede a explicar con el rigor debido cómo fue. Varios años de experimentación de este método por algunos de los participantes en el trabajo prueban su bondad.
Convencidos de la utilidad de estas ideas, pasamos a examinar, dentro del cuerpo de la literatura histórica, lo que fuera válido para nuestro propósito. Había que proceder a este examen de forma directa, de primera mano, sin sujetarse a la consideración que tradicionalmente se ha tenido de las obras que nos interesaban y sin plegarnos a críticas ajenas, sopesando por nosotros mismos los contenidos y valores estéticos de las obras que se hallaban a nuestro alcance.
El propósito de hacernos con un repertorio de lecturas que fueran útiles en las clases de «Historia» se concretó al tomar como punto de referencia un curso determinado, el tercero de bachillerato, en el que se enseña la historia de España y de Iberoamérica. Este último curso de la enseñanza secundaria actual, creemos, es el momento adecuado para poner en práctica un plan de lecturas que fuera ocasión de ayudar a la madurez intelectual de los jóvenes.

ÍNDICE
Prólogo VII
Índice general XIII
Corpus de obras tratadas:
I. Sobre Edad Antigua 1
II. Sobre Edad Media Cristiana 7
III. Sobre culturas no cristianas 27
IV. Sobre los Siglos de Oro 43
V. Sobre el siglo XVIII hasta la Guerra de la Independencia 83
VI. Sobre Hispanoamérica 95
VII. Sobre el siglo XIX: de la Guerra de la Independencia al Sexenio revolucionario 127
VIII. Sobre los siglos XIX-XX: de la Restauración a la Segunda República 227
IX. Sobre el siglo XX: la Segunda República y la Guerra Civil 295
X. Sobre varias épocas 363
Índices 369
Temático 371
De autores 387
De títulos 397

Chiste griego


Sueño

Αν δεις μονοπάτι, στονοχώριες και περισπασμούς στη δουλειά σου θα έχεις αν το περπατάς.

Refrán

Έμαθε γυμνός και ντρέπεται ντυμένος.

viernes, 14 de mayo de 2010

Libro



Nietzsche, F., Homero y la Filología Clásica. Lección inaugural. Basilea 1869
. Presentación y trad. de L. Jiménez. Madrid, Ediciones Clásicas, 1995, 80 páginas. ISBN 84-7882-200-3.

Este título responde a la «lección magistral» que Nietzsche pronunció en la Universidad de Basilea, el 28 de mayo de 1869, como «Lección inaugural» de su docencia, al tomar posesión de su cátedra de Filología clásica, y se propone plantear el problema acerca de la personalidad de Homero. Federico Nietzsche contaba 24 años y había sido nombrado profesor extraordinario de la Universidad sin haber obtenido previamente el grado de doctor, ni haber realizado su disertación para la habilitación.
Durante sus estudios en la fundación Pforta, de 1858 a 1864, se configuró su preferencia por los estudios de Filología clásica entre sus aficiones, que eran hondamente artísticas, hasta el punto de haber pensado en hacerse músico y seguía, al mismo tiempo, su preparación lingüística y teológica, como había sido la dedicación de su padre y de sus dos abuelos, que fueron pastores protestantes.
En Pforta, se educaban los estudiantes, con exigencia y rigor en lenguas clásicas y con disciplina estricta. Nietzsche reconoce los aspectos formativos de esta época. «Cuando llegué a Pforta, siendo un muchacho, aprendí solamente un sucedáneo de la educación paterna, la disciplina uniformadora de una escuela bien ordenada. Pero precisamente esta presión, casi militar, que trata fría y superficialmente lo individual, porque debe actuar sobre la masa, me volvió más sobre mí mismo. Salvé de la ley uniforme mis inclinaciones y mis afanes privados. Yo vivía un culto escondido de determinadas artes, me ocupé de una búsqueda sobreexcitada del saber universal y de gozar quebrantando la rigidez de una ordenación y una utilización del tiempo, de una manera determinada por leyes. Se necesitaban algunas contingencias exteriores; de otro modo me hubiera atrevido entonces a ser músico. Pues yo sentía ya, desde los nueve años, la más fuerte de todas las atracciones por la música; en aquel feliz estado, en el que uno no distingue todavía los límites de su aptitud, y cree también que puede conseguir todo aquello que le gusta. Había escrito innumerables composiciones y había adquirido un conocimiento, más que diletante, de la teoría musical. Ya en los últimos días de mi vida en Pforta, con un conocimiento adecuado de mí mismo, había planeado todos los proyectos artísticos de vida; y en la laguna que se abría entonces, entró la filología».
Estas narraciones y reflexiones autobiográficas ponen de manifiesto la dureza en la disciplina y la exigencia de rigor en su trabajo, pero donde él pretende poner la fuerza de lo individual personal y las inclinaciones propias y procura salvarlas con fuerte adhesión a lo estético. Por tanto, cuando se impone la filología como dedicación prioritaria, habría de ofrecerle satisfacción en lo individual personal, en la exigencia de rigor científico, y en la proyección de sus inclinaciones artísticas.

Índice
PRESENTACIÓN 9
Su preparación filológica 9
El acontecimiento: la cátedra 15
Los problemas de la filología 24
La guerra de los filólogos 27
La personalidad de Homero 30
Hacia una filología filosófica 33
Biobibliografía de Nietzsche 41
HOMERO Y LA FILOGÍA CLÁSICA 47
ÍNDICE DE NOMBRES PROPIOS 77

Chiste griego


Sueño

Αν εργάζεσαι σε μεταλλείο, σημαίνει πως με τη δουλειά σου θα πας καλά και θα αναδειχτείς.

Refrán

Είναι το χείροτερο επάγγελμα, το επάγγελμα του κλέφτη.

jueves, 13 de mayo de 2010

Libro



Ibn Jafaya de Alzira, Antología Poética
. Ed. bilingüe, trad. y prólogo de Mahmud Sobh. Madrid, Ediciones del Orto, 1992. VI+182 páginas. ISBN 84-7882-004-5.

Tras el brillante período de los Reinos de Taifa, que se cierra bruscamente con la invasión de los almorávides, bereberes incultos que no conocen ni entienden las sutilezas de la poesía árabe cultivada en las cortes de estos reyezuelos y que no la protegen, hay un momento en que parece que la poesía árabe en España va a morir incapaz de soportar el colapso. Los mismos autores árabes españoles sienten que las letras corren un terrible riesgo y se apresuran a intentar recoger las obras poéticas y prosísticas en grandes antologías.
La poesía andalusí no muere entonces, sino que se adapta a las nuevas condiciones a que se ve sometida, que se traduce en ocasiones en una reacción contra las formas aristocráticas tradicionales y un gusto especial por lo vulgar, lo popular, lo desvergonzado; es la época de mayor florecimiento de las formas populares muwassaha y zéjel.
Por supuesto, no todo es así. En Valencia florece, al decir de E. García Gómez, una escuela poética neoclásica de indudable importancia. Su creador es Ibn Jafaya, uno de los últimos grandes poetas hispanoárabes.
Ibn Jafaya (1058-1139) nació en Alzira (Valencia), en el seno de una familia de ricos terratenientes, circunstancia que le permitió vivir independientemente, sin buscar el favor de los poderosos ni dejarse tentar por sus ofertas, al contrario de lo que debían hacer los poetas para conseguir medios de vida.

ÍNDICE
Prólogo 1
Retrato 9
Al-Andalus, paraíso de la eternidad 11
Ay, de mi al-Andalus 13
La tierra de mi Alcira 15
Llorar por Alcira 17
El horizonte de Alcira 21
Bab-al-Zajarif 23
Tarde levantina 25
Colorido levantino 27
Las aguas de la Albufera 29
¡Oh, Valencia! Tú no eres tú... 31
Otras inundaciones en Alcira 33
La riada 35
Añoranza de Alcira 37
Alazán 39
Una nave sobre tinieblas 41
La hermosura del río 43
El río 45
El estandarte de la juventud 47
El jardín ebrio 49
El jardín, una hermosa 51
Túnica de flores 53
La brisa y el alhelí 55
Tertulia 57
Mar de elocuencia 59
La mala poesía 61
Ni inteligencia ni atractivo 63
El cargo trastoca las virtudes 65
El dinero de mezquitas e iglesias 67
La tiranía. 69
Baño público 71
Cobarde y valiente 73
Hombre de amor y guerra 75
La peor vergüenza 77
La nobleza, la inteligencia 79
Tres placeres 81
Vino rojo 83
El crujir de un lecho 85
El vino de su mejilla 87
La hija de la vid 89
El vino, agua y llama 93
Canto y embriaguez 95
La noche, espesura de tus cabellos 97
El viaje de las manos 99
Kaaba de la hermosura 103
La mano del alba 105
Un saludo 107
Joven negra 109
Muchacho negro 111
Mancebo 113
¡Qué daño te haría! 115
Contraste 117
Sin previa cita 119
Saludo de despedida 121
Castidad 123
Al anciano le fascina lo diminuto 125
Una rosa extraña 127
Buscarse a sí mismo 129
Y todo igual 131
Juventud y vejez 133
La esclavitud de la vejez 135
El sufrir en la vejez 137
Cincuenta años 139
Hija y tío 141
Sesenta años 143
El que tiene sesenta años 145
En prosa y en verso 147
Ochenta años 149
Ojalá no hubiera nacido 151
La madre devora a su hijo 153
El alma del hombre, una presa 155
Las sepulturas no responden 157
El secreto de la muerte 159
Disfraz de melancolía 161
Como el desterrado 165
Tres mares 167
La plaza del olvido 169
El monte 171

Chiste griego


Sueño

Αν βλέπεις πόρτα ανοιχτή, περίμενε πολλά λεφτά. Κλειστή, τ’αντίθετο. Σπασμένη, θα χάσεις ευκαιρία από κουταμάρα σου. Αν φτιάχνεις πόρτα, θα έχεις σίγουρα κέρδη.

Refrán

Όταν κτυπιούνται δύο σταμνιά, ένα από τα δυο θα σπάσει.

miércoles, 12 de mayo de 2010

Libro



Anagnostakis, M., Los Poemas (1941-1971).
Intr. y ed. bilingüe de A. Silván. Madrid, Ediciones Clásicas, Madrid, 1996. X+296 pp. ISBN 84-7882-239-9.

Si la sorpresa supone lo inesperado de lo que sorprende, el contacto inicial con la poesía de Manolis Anagnostakis (Salónica, 1925) dejó en mí una sensación de íntima paradoja difícil de definir pero que en todo caso es donde reside el impulso constante que generaría la traducción de la obra que ahora me atrevo a ofrecer a otros lectores. La sorpresa se presentó como esperada; nacía, se prolongaba en un espacio que reclamaba como familiar, suyo de antemano. Un crecimiento que veía su correlato en la experiencia en otro ámbito -en realidad el mismo en esencia- a medida que se me ofrecía la oportunidad, durante mi permanencia en Grecia hace años, de penetrar en el carácter del pueblo griego en su historia más actuante, en su manera de concebir la vida, de valorar lo cotidiano y lo trascendente, en sus esperanzas y sus decepciones, sus luchas y sus indiferencias, las victorias y las derrotas, el sentido de su vergüenza y de su orgullo. Ello contribuía a una acogida natural de lo que no cesaba de crear la emoción del descubrimiento: una poesía, voz única, emanada aquí de las fuentes mismas de la vida, de la experiencia personal abierta en lo colectivo. Mas el conocimiento que me fue posible, con las limitaciones de la lejanía en el tiempo, del entorno histórico, social y espiritual, en que esa poesía había nacido -durante el curso de la ocupación italogermana, la guerra civil y los años que se sucedieron a raíz de ésta- no podía explicar suficientemente aquel sentimiento de proximidad en mi trato con ella como lector. Tal proximidad venía necesariamente determinada, al menos especialmente favorecida, por vivencias anteriores a mi estancia en aquel país. Quizás el juicio ajeno, imparcial, ayude a eliminar lo que de otro modo no conseguiría alejar la sospecha de ser resultado de una sugestión: «El escritor griego contemporáneo -señala Denis Kohler al hablar de la generación a la que pertenece Manolis Anagnostakis- como el escritor español nacido en el franquismo, es, a imagen de su pueblo, un hombre cuya memoria sangra y al que Grecia le duele». Se trata, dice más adelante, de «una generación de la derrota».
Dejando para otro lugar las consecuencias que se derivarían de admitir o no el último aserto, dado que resultaría imposible reflejar aquí las implicaciones de la polémica suscitada en el campo de la crítica desde que apareciera esta caracterización propuesta por B. Leondaris, y ya que sería también arriesgado pensar en su transferencia a la poesía española de postguerra -aquí, además, sí hubo una poesía de la victoria-, es bastante verificable la existencia de un acusado paralelismo entre el clima espiritual que provocó el pathos poético que agitó entonces el alma de los escritores griegos y el que motivó a muchos de los nuestros.

ÍNDICE
INTRODUCCIÓN l
NOTAS SOBRE EL AUTOR Y SU OBRA 27
NOTAS BIBLIOGRÁFICAS 29
LOS POEMAS (1941-1971) 35
ÉPOCAS
Inviemo1942 39
Espera 43
Fecha indeterminada 45
Llegará un día... 47
13.12.43 51
Una fecha hace años 55
Los vencidos 59
Búsqueda 61
Ahora 63
Epitafio 65
Cinco pequeños temas 67
Poemas que nos leía una tarde el sargento Otto V... 77
La Guerra 83
Jaris 1944 87
La nueva canción 91
ÉPOCAS 2
I 99
II 103
III 107
IV 109
V 113
VI 119
VII 125
VIII 129
PARÉNTESIS
Paisaje 139
Epitafio 141
Conciencia 143
Hombres. 145
A Nikos E:.. 1949 149
ÉPOCAS 3
El amor es el miedo... 153
Cabizbajos pasaron... 157
Aquí no es... 165
Comenzó una lluvia silenciosa... 169
Colores de crepúsculo ido... 173
Ahora... 175
Un último encuentro... 177
Los pasos rítmicos... 179
Si me acuerdo... 181
Por la mañana 183
Escribieron su nombre... 185
Epílogo 187
LA CONTINUACIÓN
Llegaste cuando yo... 191
Estas no son las calles... 195
La Cena 197
Era preciso... 201
Aquí... 205
El ajedrez 207
Cuando por las noches... 209
Cada mañana... 211
Y faltaba aún... 213
Allí... 215
LA CONTINUACIÓN 2
Eran hombres... 221
La traición. 223
En lugar de vociferar... 225
Cuando me despedí... 229
Hablo... 233
LA CONTINUACIÓN 3
Ahora hablo de nuevo... 239
Los sosias 243
El muerto 245
Por la noche llegan... 247
El naufragio 249
La decisión 251
Jugábamos de broma... 253
Se produjo el desafuero... 255
Un ladrón... 257
Bajo los raíles... 259
Cada vez más al desnudo... 261
Sólo tú lo sabes... 263
Los epígonos 265
Las palabras cesaron ya... 267
Ahora es simple espectador... 269
A qué ayuda pues... 271
No existe la multiplicidad 273
Todos los personajes... 275
Dedicatoria 277
EL OBJETIVO
Poética 281
Ami hijo... 283
El cielo 285
Salónica, días de 1969 d.C. 287
Epitafio 291
Apología de un sumiso a las leyes 293
Plegaria 295
Jóvenes de Sidón, 1970 297
If... 299
Relato sentimental 301
Anteproyecto de Ensayo de Formación del Espíritu Cívico 305
Crítica 307
Epílogo 309

Chiste griego


Sueño

Αν ακούς τον τριγμό τριζονιού στ’όνειρό σου ή το βλέπεις, περίμενε εμπόδια κι ανωμαλίες στην εργασία σου.

Refrán

Έμαθε γυμνός και ντρέπεται ντυμένος.

martes, 11 de mayo de 2010

Libro



Juan Carlos Pérez Guerrero, La Religión Azteca
, Madrid, Ediciones del Orto, 2000, 96 páginas [Biblioteca de las Religiones, nº 10]. ISBN 84-7923-238-2

Toda la vida del hombre azteca, pública y privada, se ve invadida por los mitos y dominada por las creencias.
La religión reflejaba el conjunto del universo, lo fasto y lo nefasto, la vida y la muerte, la felicidad y la desgracia, la totalidad efímera del hombre y de un mundo a punto de desvanecerse, como ya lo hizo en diferentes ocasiones, para comenzar de nuevo.
La totalidad y complejidad de las respuestas que el hombre inquiría se verán ofrecidas por dioses con infinidad de funciones, paraísos diferentes y múltiples, y un panteón, teocalli, totalmente abierto a la adoración de dioses foráneos, bien vecinos o capturados.
La religión azteca como tal es amplia, compleja y dinámica. Su estructura y concepción variará a lo largo del tiempo y se verá influida por unos y otros pueblos autóctonos que han contribuido, desde su propia particularidad, a la elaboración de sus mitos y de su ritual.
El término «azteca» fue popularizado por los historiadores del siglo XIX y XX y, por lo tanto, no utilizado en época precolombina. Su utilización está tan difundida que a pesar de su ambigüedad, cualquier intento de sustituirla sería inútil. Así, hemos utilizado el término globalizador «azteca» como referente más que a una religión fragmentaria y discontinua que presentaría la concepción religiosa de aquellos pueblos citados, como una realidad más parcial y delimitada dada entre el grupo dominante de la Triple Alianza azteca, cuya capital era Tenochtitlan-Tlatelolco.

ÍNDICE
I. CUADRO CRONOLÓGICO 7
II. LA RELIGIÓN AZTECA 11
Introducción 12
Fuentes 17
Cosmovisión 22
Dioses y mitología 29
Sacerdotes y rituales 40
III. SELECCIÓN DE TEXTOS 51
IV. BIBLIOGRAFÍA 89

Chiste griego


Sueño

Αν γράφεις βιβλία, επιστολές, εφημερίδες κτλ θα έχεις εμπόδια στη δουλειά σου κι ενοχλήσεις. Αν γράφεις λογαριασμούς λογιστικούς, θ’αποτύχεις στις επιχειρήσεις σου.

Refrán

Άλλοι περνώντας κι άλλοι καρτερώντας.

lunes, 10 de mayo de 2010

Libro



Manuel Padilla Novoa, Unamuno (1864-1936),
Madrid, Ediciones del Orto, 1994, 96 páginas [Biblioteca Filosófica, nº 8]. ISBN 84-7923-031-2

Una noche de marzo de 1.897 Unamuno se siente al borde de la muerte. Sufre una angina de pecho o quizá tan sólo una neurosis cardíaca. El caso es que este hecho actúa como detonante de una crisis que venía preparándose desde algunos años antes por diversas causas: sus compañeros de redacción de la revista Ciencia Social habían sido procesados como inductores de un atentado anarquista, la situación económica de su familia era agobiante, la hidrocefalia de su hijo Raimundo iba en aumento... Estas y otras penosas circunstancias le habían minado el ánimo y, por fin, en esa noche se produce en su espíritu una fuerte reacción. Se ve sumergido en angustias, presa de crueles remordimientos, atormentado por un extraño complejo de culpa.
Analiza entonces su vida anterior y decide dar un golpe de timón al rumbo de su existencia. Cada vez se va distanciando más de los movimientos revolucionarios de la época (socialistas y anarquistas) y sus ideales de tipo social y político son desplazados por fuertes inquietudes existenciales y religiosas. Esta situación de crisis, pero también de cambio, aparece reflejada en el Diario íntimo, en su primer drama La Esfinge y en Nicodemo el Fariseo, que lee en el Ateneo ante un público atónito y desconcertado.
Procura, pues, centrar sus energías en el desarrollo de un pensamiento orientado a descifrar el destino del hombre, el sentido del universo, la incógnita de Dios. Se trata, por lo tanto, de recuperar bajo nuevos supuestos una metafísica condenada por Kant al fracaso. Recordemos que -según el filósofo germano- el yo, el mundo como totalidad y Dios no pasaban de ser meras Ideas, inaccesibles a la razón pura, porque no había ningún tipo de intuición que las validara. Por eso no consideraba posible la metafísica como ciencia, sino tan sólo como disposición natural.
Este fracaso de la razón denunciado por Kant coincide con la propia experiencia personal de nuestro autor. Peregrino durante años por los campos del racionalismo de Hegel y del positivismo de Spencer, se había sentido incapaz de abordar el misterio. Por eso buscará nuevos derroteros para la metafísica profundizando en esa disposición natural que nos mueve a elevarnos sobre el dato sensible, a liberamos de las barreras espacio-temporales que limitan nuestra existencia; esa disposición natural que es sentimiento, emoción, anhelo...
Comprende entonces don Miguel que el fracaso en el terreno metafísico se debe a las limitaciones de nuestra razón. Nacida para dominar la materia sensible, el fondo de la realidad se le escapa porque no es materia, sino energía, ni cae dentro del ámbito de los órganos sensoriales ya que es de naturaleza tendencial, emotiva, sentimental y, por lo tanto, sólo podría ser captada -o mejor, vislumbrada- por una intuición del mismo tipo.
Así pues, nuestra capacidad intelectual no logra alcanzar ese palpitar de la vida que anima a la naturaleza, ese caudal instintivo que se oculta en las profundidades de la mente del hombre y que le asemeja a los demás animales, ese mundo del misterio que bajo distintas formas ha polarizado los temores y esperanzas de la humanidad.

ÍNDICE
I. CUADRO CRONOLÓGICO 7
A) Bio-bibliografia de Unamuno 8
B) Acontecimientos filosóficos y culturales 9
C) Acontecimientos políticos y sociales 10
II. EL FILÓSOFO y SU FILOSOFÍA 11
l. HISTORIA DE UN PROYECTO METAFÍSICO 12
1.1. La crisis del 97 12
1.2. Una nueva metafísica 12
1.3. Irracionalidad del ser 13
1.4. Los hidalgos de la razón 16
1.5. Confesión y catarsis 17
1.6. Tras la pista de lo irracional 20
1.7. Lenguaje y paradoja 23
2. PERSONA Y NACIÓN 26
2.1. El hombre «de carne y hueso» 26
2.2 Caracteres de la persona 27
2.3. Personalidad de un pueblo: la intrahistoria 29
2.4. La educación 30
3. LA CONCIENCIA 3l
3.1. El despertar de la conciencia 31
3.2. Fuente de realidad 32
3.3. Naufragio de la conciencia 33
3.4. Primacía del deseo 34
4. RAÍZ INSTINTIVA DEL CONOCIMIENTO 34
4.1. Hambre y conocimiento sensible 36
4.2. Amor y conocimiento místico 36
4.3. Pérdida del paraíso: conocimiento racional 39
4.4. El animal sentimental 41
4.5. Valor paradigmático de la verdad 41
5. LA CONCIENCIA TOTAL 42
6. TAN SÓLO UN CAMINO 43
III. SELECCIÓN DE TEXTOS 45
IV. BIBLIOGRAFÍA 89

Chiste griego




Sueño

Αν ονειρευτείς κομπόστα, σημαίνει ότι θα μαλώσεις με κάποιο φίλο σου. Αν την κομπόστα την τρως, σημαίνει ότι θα λάβεις ένα καλό μήνυμα.

Refrán

Το ψέμα ποτέ δεν ζει για να γεράσει.

domingo, 9 de mayo de 2010

Libro



Boecio, Tratado de Música.
Intr., trad. y notas de Salvador Villegas. Madrid, Ediciones Clásicas, 2005. 238 páginas. ISBN 84-7882-570-3.

¿No puede describirse la Música como la Matemática de las emociones y la Matemática como la Música de la Razón? J. J. Sylvester
Esta traducción que ofrezco es la primera versión al castellano de la obra musical de Boecio. Su lectura no debe presentar mayor dificultad, ni siquiera para el lector lego en esta disciplina. El Tratado de Música es, ante todo, un texto escolar en el que el autor, desde el primer capítulo, va llevando poco a poco al lector de nulos conocimientos musicales hasta la división regular de los monocordios, fin último de su obra, sin que le importen la extensión y reiteración de sus razonamientos. Los cinco libros musicales de Boecio son, pues, autosuficientes, tanto en lo que hoy consideraríamos propiamente musical como en lo matemático.
De lo anterior se deduce fácilmente que los rudimentos musicales y matemáticos que el estudioso de nuestro tiempo necesita para sumergirse en la doctrina musical boeciana, siguen siendo mínimos:
-Musicales. Conceptos de cuarta y quintal.
-Matemáticos: Sumar, restar, multiplicar y dividir números fraccionarios y enteros positivos, así como ordenar números fraccionarios.
La obra de Boecio puede interesar no sólo a musicólogos, sino, en general, a historiadores de Matemáticas y estudiosos de Física, Filosofía y Lenguas Clásicas. Si el que lee estas líneas es lego en todo conocimiento musical, puede fácilmente corregir su deficiencia. Basta con que se siente delante del teclado de un piano. Verá teclas negras y blancas. A un grupo de dos negras sucede otro grupo de tres negras y viceversa. Pulse la tecla blanca anterior a un grupo de dos negras; a continuación la blanca anterior al siguiente grupo de tres negras; observará que el segundo sonido es más agudo que el primero; la diferencia de altura musical entre las teclas pulsadas constituye un intervalo de cuarta. Para hallar la diferencia de altura musical correspondiente a un intervalo de quinta, pulse otra vez la primera tecla pulsada en la operación anterior y después la tecla blanca siguiente a la primera negra del mismo grupo anterior de tres negras. Percibirá que ahora la diferencia de altura musical es mayor que en la operación anterior; este nuevo intervalo es llamado de quinta.
Por otra parte, aunque los anteriores conceptos son suficientes para derivar de ellos todos los intervalos musicales, no vendrá mal saber de antemano que, cuando entre dos teclas blancas existe una negra, el intervalo musical entre ellas es de un tono; cuando las blancas aparecen consecutivas, el intervalo musical es de un semitono.

ÍNDICE
Nota del traductor 9
Aproximación a Boecio 11
Libro primero 21
Libro segundo 65
Libro tercero 107
Libro cuarto 137
Libro quinto 189
Apéndice: Estudio algebraico 209
Glosario: Términos musicales 231

Chiste griego


Sueño

Όταν γελάς, θα κλάψεις σίγουρα. Όταν βλέπεις άλλον να γελάει, θα προξενήσεις σ’ αυτόν λύπη και συμφορά άδικα.