sábado, 13 de febrero de 2010

Libro




Eurípides, El Cíclope. Introducción, traducción y notas: Alfonso Martínez Díez, Madrid, Ediciones Clásicas, 2007, 64 páginas.

Frente al salvajismo puro y duro del Polifemo homérico, el Cíclope de Eurípides parece un intelectual, un filósofo de la barbarie. Devora seres humanos pero con estilo propio, utilizando todo el ritual del arte culinaro.
Se autopresenta en el primer verso de su primera intervención como un sabio. Y en la contestación al discurso previamente pronunciado por Odiseo expone todo el ideario de la barbarie que practica. Se tiene por un dios y niega que otros dioses estén por encima de él, ni Zeus, que ya se puede cansar de llover, o que le inquieten lo más mínimo, como Bóreas y sus inclemencias. Es hijo de Posidón; pero el culto y los templos que los hombres dedican a su padre no le sirven como credenciales para respetarles con sus mandíbulas. Deméter, la diosa que enseñó a los humanos el cultivo de los cereales, no es nada, ya que es obligación de la tierra producir lo que él necesita para subsistir. La riqueza es su único dios, encarnado en la panza que cubre sus necesidades materiales de cada día: comer y beber (“eso es Zeus para las personas inteligentes, y no llevarse un mal trago por nada”).
Y ¿qué decir de las leyes con que Odiseo ha pretendido también suavizar la conducta caníbal del Cíclope? La respuesta de Polifemo es contundente: “Y los que establecieron las leyes complicando la vida de los hombres, que se harten de llorar. Yo no dejaré de hacer bien a mi vida, ni de devorarte”.
Desde el punto de vista dramático, son positivos los anacrónicos rasgos de cultura que Eurípides presta al Cíclope cuando le hace enjuiciar negativamente la guerra de Troya o comparar a Sileno con Radamantis en justicia y con Ganimedes en belleza. El Cíclope sabe historia y mitología.

ÍNDICE
INTRODUCCIÓN 7
1. El drama satírico 7
2. Los dramas satíricos de Eurípides 9
3. El Cíclope: de Hesíodo a Eurípides y Góngora 11
4. Los personajes de El Cíclope 12
5. Algunas traducciones castellanas de El Cíclope 14
6. Bibliografía mínima 14
EL CÍCLOPE 15
ARGUMENTO Y PERSONAJES 16
PRÓLOGO (vv. 1-40) 17
PÁRODO (vv. 41-81) 19
EPISODIO PRIMERO (vv. 82-355) 21
ESTÁSIMO PRIMERO (vv. 356-374) 37
EPISODIO SEGUNDO (vv. 375-482) 38
ESTÁSIMO SEGUNDO (vv. 483-518) 43
EPISODIO TERCERO (vv. 517-607) 45
ESTÁSIMO TERCERO (vv. 608-623) 51
EPISODIO CUARTO (vv. 624-655) 52
ESTÁSIMO CUARTO (vv. 656-662) 54
ÉXODO (vv. 663-709) 54
ÍNDICE DE NOMBRES PROPIOS 59

Chiste griego


Sueño

Τα καβούρια που τρως στ’ όνειρό σου, όπως και γενικά όλα τα θαλασσινά, προμηνύουν ότι θα πάρεις σύντομα χαρούμενες ειδήσεις. Μερικοί ερμηνευτές αποδίδουν στα καβούρια έριδες και λογομαχίες.
Los cangrejos que comes en tu sueño, como también en general todos los mariscos, anuncian que recibirás en breve noticias agradables. Algunos intérpretes atribuyen a los cangrejos disputas y discusiones.

Refrán

Εγώ σ’ έχτισα φούρνε μου κι εγώ θα σε γκρεμίσω.
Yo te construí, horno mío, y yo te destruiré.